Array ( [PATH] => /usr/local/sbin:/usr/local/bin:/usr/sbin:/usr/bin:/sbin:/bin [PHPRC] => /var/www/webs/PAnimHealAR/conf/ [PWD] => /var/www/webs/PAnimHealAR/cgiwrapper [PHP_FCGI_CHILDREN] => 1 [FCGI_ROLE] => RESPONDER [HTTP_WHG_OUTPUT] => [HTTP_WHG_OUTPUTCAPS] => [HTTP_REMOTE_USER] => [HTTP_IV_USER] => [HTTP_EXTRA_USER] => [HTTP_UNVALIDATED_USER] => [SCRIPT_URL] => /es/animales-de-compania/enfermedadades-y-tratamientos/index.php [SCRIPT_URI] => http://www.animalhealth.bayer.com.ar/es/animales-de-compania/enfermedadades-y-tratamientos/index.php [HTTP_HOST] => www.animalhealth.bayer.com.ar [HTTP_ACCEPT_ENCODING] => x-gzip, gzip, deflate [HTTP_USER_AGENT] => CCBot/2.0 (http://commoncrawl.org/faq/) [HTTP_ACCEPT] => text/html,application/xhtml+xml,application/xml;q=0.9,*/*;q=0.8 [HTTP_HTTPS] => 1 [HTTP_ORIGURL] => /es/animales-de-compania/enfermedadades-y-tratamientos/ [HTTP_SEOIDELEMENTS] => [HTTP_WTRSCLIENTIP] => 54.226.113.250 [HTTP_X_FORWARDED_FOR] => 54.226.113.250 [HTTP_X_FORWARDED_HOST] => www.animalhealth.bayer.com.ar [HTTP_X_FORWARDED_SERVER] => PAnimHealARSSL [HTTP_NNCOECTION] => close [HTTP_CONNECTION] => close [SERVER_SIGNATURE] => [SERVER_SOFTWARE] => Apache [SERVER_NAME] => www.animalhealth.bayer.com.ar [SERVER_ADDR] => 10.190.191.148 [SERVER_PORT] => 80 [REMOTE_ADDR] => 10.190.223.106 [DOCUMENT_ROOT] => /var/www/webs/PAnimHealAR/htdocs/ [REQUEST_SCHEME] => http [CONTEXT_PREFIX] => [CONTEXT_DOCUMENT_ROOT] => /var/www/webs/PAnimHealAR/htdocs/ [SERVER_ADMIN] => webservices@bayerhealthcare.com [SCRIPT_FILENAME] => /var/www/webs/PAnimHealAR/htdocs/es/animales-de-compania/enfermedadades-y-tratamientos/index.php [REMOTE_PORT] => 53077 [GATEWAY_INTERFACE] => CGI/1.1 [SERVER_PROTOCOL] => HTTP/1.1 [REQUEST_METHOD] => GET [QUERY_STRING] => [REQUEST_URI] => /es/animales-de-compania/enfermedadades-y-tratamientos/index.php [SCRIPT_NAME] => /es/animales-de-compania/enfermedadades-y-tratamientos/index.php [CONTENT_LENGTH] => 0 [PHP_SELF] => /es/animales-de-compania/enfermedadades-y-tratamientos/index.php [REQUEST_TIME] => 1513297956 [argv] => Array ( ) [argc] => 0 ) 1
Bayer HealthCare Animal Health Argentina

Perros y gatos son compañeros de los humanos, y en el mundo actual ese papel de acompañantes tiene una importancia creciente. Sin embargo, las mascotas pueden actuar como reservorio de diversos microorganismos, dentro de los cuales existen algunos capaces de infectar a humanos (zoonosis).

  • Hemos investigado, desarrollado y comercializamos una gran variedad de presentaciones para las distintas especies como para los diversos tamaños de perros y gatos.
  • La investigación de Bayer pone a disposición de los Médicos Veterinarios y dueños de mascotas una amplia línea de productos para la prevención y tratamiento contra las infecciones e infestaciones más frecuentes de los animales de compañía:

Parásitos internos y externos

En general, hay dos grupos diferentes de parásitos: ectoparásitos y endoparásitos.

  • Parásitos internos o endoparásitos viven dentro de la mascota huésped y pueden afectar su tracto gastrointestinal, el hígado u otros órganos internos.
  • Parásitos externo o ectoparásitos viven en piel, pelo, orejas y otras zonas externas de la mascota huésped. Los ectoparásitos más comunes de los animales de compañía son las pulgas y garrapatas.

 

 

 

 

Productos de Bayer Animal Health para la Prevención y el Tratamiento

Acción

Producto

Para perros y/o gatos

Antiparasitarios Externos

Advantage® Gatos

Para la prevención y eliminación de pulgas y larvas de pulgas en gatos
< Gatos

Advantix®

Control y prevención de garrapatas (Rhipicephalus sanguineus), pulgas (Ctenocephalides canis, Ctenocephalides felis y Pulex irritans) y zancudos (Culex pipiens) en perros.
< Perros

Asuntol® Jabón

Jabón para eliminar garrapatas, pulgas, sarna y piojos en perros
< Perros

Asuntol® Plus Solución

Para eliminar garrapatas, pulgas, sarna y piojos en perros y en el ambiente
< Perros

Bayticol® Plus Collar

Collar para prevenir y controlar las garrapatas, pulgas y piojos en perros
< Perros y Gatos

Bolfo® Polvo

Para prevenir y controlar las pulgas, garrapatas y piojos en perros y gatos
< Perros y Gatos

Bolfo® Collar

Para prevenir y controlar las pulgas, garrapatas y piojos en perros y gatos
< Perros y Gatos
Antiparasitarios Internos

Drontal® Cats

Antiparasitario interno, de amplio espectro para gatos
< Gatos

Drontal® Puppy

Antiparasitario interno, de amplio espectro, para eliminar los gusanos redondos en los cachorros
< Perros

Drontal® ®Plus

Antiparasitario interno, de amplio espectro, para eliminar gusanos redondos y planos en perros
< Perros

Neguvon®

Antiparasitario interno y/o externo para equinos
< Para Equinos

Profender® Spot-On

Desparasitación SIN estrés. Elimina gusanos redondos y planos en gatos
< Gatos

Antes de utilizar nuestros productos, consulte al médico veterinario y lea las indicaciones de uso.

La información contenida en este sitio sólo es una orientación y en ningún caso reemplaza el consejo del médico veterinario en el diagnóstico o tratamiento de problemas de salud animal.

Parásitos Internos

¿Qué son los gusanos intestinales?

  • Los gusanos intestinales son parásitos internos: seres vivos que se alimentan de otros seres vivos.
  • Los gusanos intestinales pueden dañar a tu mascota:
    • En el aparato digestivo, donde se alimentan succionando sangre y nutrientes.
    • En riñones, pulmones y otros órganos a donde pueden migrar.
  • Si no se tratan correctamente, los parásitos internos pueden provocar daños muy diversos, desde lesiones en los tejidos, hasta obstrucción intestinal, provocando infecciones graves y muerte.
  • Los gusanos intestinales se pueden transmitir y dañar a las personas:
    • Los síntomas en las personas abarcan desde problemas poco importantes, hasta, en raras ocasiones, lesiones oculares e incluso la muerte

 

¿Cómo son?

Existen básicamente 2 tipos de gusanos intestinales: planos y redondos.

Aunque a veces se puedan encontrar en las heces, en la mayoría de los casos no son visibles. Incluso los síntomas pueden ser apreciables sólo cuando la infestación ya es grave.

Atención a estos síntomas

  • Pelo sin brillo
  • Anemia
  • Adelgazamiento
  • Vientre abultado
  • Menos vitalidad
  • Transtornos de la fertilidad

Los síntomas pueden o no presentarse. Por tanto si hay algunos síntomas, es recomendable acudir al veterinario.

Si tu veterinario sospecha que tu mascota pueda tener gusanos intestinales, recorrerá a análisis de laboratorio para identificarlos correctamente.

¿Dónde se encuentran?

  • Los lugares donde se encuentran y las vías de propagación de los parásitos intestinales son numerosos y muy variadas.
  • Algunos huevos pueden mantenerse viables incluso durante años hasta encontrar un momento propicio para desarrollarse.
  • Los parásitos, sus huevos y sus larvas, se encuentran prácticamente en todas partes tanto en el entorno exterior, y también en ambientes interiores.
  • Hierba, matorrales, agujeros de los árboles
  • Suelos arenosos y húmedos, como el de la playa
  • Parques y jardines, fuera y dentro de la ciudad
  • Pájaros y ratones contribuyen a su difusión
  • Así como otros parásitos, como las pulgas

Por tanto, aunque tu perro viva en la ciudad o incluso si vive dentro de casa, es importante prevenir y desparasitar regularmente.

¿Cómo se contagian?

Los gusanos intestinales se contagian:

  • Por vía oral, cuando las mascotas lamen las manos o la cara de sus propietarios, acción con la que pueden contagiar huevos de parásitos.
  • Por contacto con el pelaje del animal
  • Por contacto directo de la piel con lugares contaminados (arena, tierra...)
  • Pájaros, ratones y otros parásitos, como las pulgas, contribuyen a transmitir algunos gusanos intestinales.
  • Por lo general, los animales quedan infectados por los parásitos incluso antes del nacimiento o a edad muy temprana.
  • Perros y gatos están expuestos a los parásitos aunque no salgan al exterior y permanezcan en ambientes cerrados.
Debes desparasitar a tu mascota regularmente 4 veces al año.

¿Cómo se previenen?

Consejos útiles para prevenir los parásitos intestinales:

  • Recoger siempre las heces, recubrirlas o envolverlas y tirarlas a la basura (nunca al desagüe).
  • Evitar que los niños ingieran tierra o se lleven a la boca juguetes u otros objetos en las zonas donde hayan podido defecar perros o gatos.
  • Evitar el acceso de perros y gatos a las zonas de recreo, creando zonas especiales para ellos.
  • Lavar las manos varias veces a lo largo del día; como mínimo siempre antes de comer y/o después de haber tocado a nuestro perro o gato.
  • Lavar las verduras crudas antes de consumirlas.
  • No meter los animales en la cama ni permitir que nos langüeteen.

 

¿Sabías que?

Una desparasitación preventiva, 4 veces al año, es la mejor forma de evitar que los parásitos provoquen daños en el animal o se transmitan a las personas y al ambiente donde viven.

Giardias y giardiasis

La giardiasis es una enfermedad parasitaria muy frecuente producida por un organismo denominado Giardia lamblia, Giardia intestinalis o Giardia duodenalis.

  • Los parásitos adultos se alojan habitualmente en el intestino delgado de su hospedador lo que es potencialmente grave en cachorros y en animales con las defensas bajas por un mal estado nutricional.
  • Las gardias forman pequeños quistes que se eliminan en las heces y que son muy resistentes al medio ambiente donde habitan los perros y, además, pueden afectar al ser humano. Estos quistes contaminan el suelo, vegetales, alimentos o agua y, cuando son ingeridos por un nuevo hospedador, se desarrollan en su intestino cerrando el ciclo de reproducción.
  • La giardia es muy frecuente y tiene una alta tasa de transmisión dentro de grupos numerosos de animales (criaderos, hoteles caninos, protectoras de animales, etc.).

Los síntomas de la giardias y giardiosis son:

  • Diarreas
  • Vómitos
  • Enfermedades digestivas
  • Retraso en el crecimiento

Coccidiosis

Las coccidias son un grupo de enfermedades parasitarias muy similares, producidas por parásitos del género Isospora.

  • Hay varias especies de coccidios que afectan al perro y muchos de ellos se pueden encontrar también en ratas, ratones, ganado vacuno y conejos de manera que estos animales pueden ser la fuente de infección.
  • La coccidiosis afecta principalmente a los perros jóvenes y se asocia al estrés, a otras enfermedades parasitarias o infecciosas, a estados de malnutrición y a situaciones en las cuales el sistema inmunitario del perro no está completamente desarrollado o hay un estado de depresión inmunitaria grave.
  • Los síntomas son problemas digestivos que en ocasiones se convierten en graves cuadros de diarrea hemorrágica.
  • La mejor prevención es tomar medidas higiénico-sanitarias adecuadas, evitar situaciones de estrés, alimentar correctamente al perro y mantenerlo alejado de roedores ya que pueden ser el origen del contagio.

Parásitos Externos

Parásitos Externos

  • Pulgas
  • Garrapatas
  • Moscas/Mosquitos

Pulgas

Hay clasificadas más de 2.000 especies y subespecies de pulgas. En el perro, la más importante es la Ctenocephalides canis.

  • Las pulgas son unos molestos parásitos para las mascotas y para sus propietarios, que provocan irritación cutánea, dolor y prurito mediante su picadura.
  • En infestaciones importantes, las pulgas podrían llegar a provocar anemia en el animal.
  • Las pulgas ocasionan lesiones directas en la piel del animal afectado y en algunos de ellos, producir reacciones alérgicas. Además, las pulgas son capaces de transmitir enfermedades.
  • Las lesiones en la piel pueden llegar a ser dolorosas y en casos más graves pueden infectarse por bacterias oportunistas. En estos casos, se requiere un tratamiento específico para la infección.

Garrapatas

  • Las garrapatas son parásitos externos que afectan a los perros, se fijan en su piel y succionan su sangre. Son perfectamente visibles a simple vista, que parecen pequeñas arañas de color entre amarillento y pardo oscuro.

 

 

 

  • Muchas veces se encuentran en grupos de dos, cuatro, seis o más garrapatas juntas en una pequeña zona del cuerpo del animal.
  • Las localizaciones más frecuentes de las garrapatas en los perros son alrededor de los ojos, en la base de las orejas, entre los dedos, en los pliegues de piel en el abdomen o alrededor del ano y en la zona perineal.
  • Las garrapatas en perros producen irritación local, lesiones en la piel y prurito como principales síntomas. Además, al alimentarse de sangre pueden producir un cuadro de anemia grave y liberar toxinas en la sangre pudiendo provocar cuadro de parálisis y síntomas nerviosos.
  • Por otro lado, la garrapata tiene la capacidad de transmitir a sus hospedadores enfermedades infecciosas graves como la bebesiosis, piroplasmosis, erlichiosis y enfermedad de Lyme o borreliosis y todas ellas se pueden transmitir al hombre (zoonosis).

Un tratamiento contra garrapatas mediante el uso de pipetas antiparasitarias es la forma más innovadora de aplicar el acaricida ya que se distribuye rápidamente por toda la piel del perro creando una película protectora.

Ciclo de vida de la garrapata

Todas las fases evolutivas de las garrapatas son infectantes y pueden transmitirse de un animal a otro.

Las garrapatas tienen el siguiente ciclo de vida:

  • Huevos: la hembra abandona al hospedador y deposita los huevos en el suelo.
  • Larvas: las larvas se nutren de perros y pequeños mamíferos.
  • Ninfas: las ninfas también pueden transmitir enfermedades.
  • Adultos: las garrapatas adultas transmiten enfermedades a través de la ingesta de sangre.

Las pipetas Advantix actúan tanto como acaricida, pulguicida y repelente de mosquitos.

Moscas / Mosquitos

Los mosquitos son parásitos externos visibles a simple vista que solamente se encuentran sobre la superficie exterior de la mascota durante los breves segundos que dura su fase de alimentación.

  • Los mosquitos tienen una importancia moderada en cuanto a las molestias e irritación de la piel que pueden ocasionar con su picadura.
  • En algunos casos, es posible que un animal desarrolle reacciones alérgicas a la picadura de mosquito y puntualmente puede resultar un problema importante y grave. La mayoría de los perros toleran estas picaduras como los seres humanos.
  • El principal problema con los mosquitos en los perros reside en su capacidad para actuar como vectores de enfermedades infecciosas transmisibles como la leishmaniosis.